Una familia, una historia

 

Iniciada la trayectoria en 1924, la primera actividad fue servir como lugar de paso y descanso a los viajeros que pasaban por la antigua carretera que unía Valencia con La Serranía. De los bisabuelos Concepción y Nadal pasó a los abuelos, Vicente y Angelita, que siguieron desarrollando la actividad ya como “Bar”. En esta época, el “Bar Rioja” se convierte en el epicentro socio-cultural de Benisanó, ya que se disponen diversas salas para que se ubiquen distintas asociaciones del municipio. El local disponía de una sala de juegos, así como de sala de cine de verano y de invierno que también se utilizaba de Teatro. Tras ellos, tomaron las riendas Nadal y Vicente con sus respectivas esposas, Maruja y Teresa.

Era la década de los 60 y los dos matrimonios dan un nuevo impulso a la empresa; el Teatro-Cine se reconvierte en Frontón y se acometen una serie de reformas. Así, en los años 70, el antiguo “Bar Rioja”, que abría las 24 horas ininterrumpidamente, ampliaría sus servicios con un salón de banquetes en el primer piso y habitaciones en la “Pensión”, ubicada en el segundo piso. Tras varias adaptaciones más a lo largo de los 80 y de los 90, acondicionando los servicios a las pautas de negocio, se llega al cambio de siglo con un nuevo cambio en la dirección.

La cuarta generación, Nieves y Vicente, tomaba el relevo y acometía la reforma integral de todo el edificio, adaptándolo ya como Hotel de 2 estrellas con 47 habitaciones y un Restaurante con diferentes espacios y ambientes.